¿Cómo selecciono a mi COACH?


Vivimos llenos de respuestas
para preguntas que nunca nos hemos hecho
Julio Olalla



 

Si te has decidido a comenzar un proceso de coaching, es importante reflexionar sobre una serie de cuestiones para seleccionar al coach que mejor se adecúe a ti y tus necesidades. El COACHING es una de las profesiones con mayor grado de intrusismo en la actualidad probablemente a consecuencia de su juventud y de las múltiples interpretaciones del término que hacen que se dificulte entender en qué consiste exactamente.
El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.

(International Coach Federation)

El coaching es una metodología de trabajo que ayuda a conseguir retos y que implica necesariamente el compromiso del coachee con ellos. El coach actúa como facilitador del proceso de forma no directiva y muy enfocado en la acción y los resultados, buscando que el coachee sea autónomo y no crear dependencia.



 
EL COACH Y LAS HERRAMIENTAS

Independientemente de la corriente específica, el coaching es una metodología de trabajo a la que se pueden incorporar diversas HERRAMIENTAS para ayudar al coachee. Cada coach se forma en unas determinadas cuyo origen puede estar en la Psicología, la Consultoría, el Análisis Transacional, la PNL, la Sistémica y las Constelaciones, el Management y la meditación, entre otras. El coach selecciona las que mejor puedan estar al servicio de los objetivos a conseguir.

Es importante recordar que lo más importante del proceso es el coachee y no las herramientas, éstas sólo sirven para facilitar el acompañamiento.


¿QUÉ GARANTIZA UNA CERTIFICACIÓN?


Un coach que haya superado un proceso de certificación asegura a su cliente unos estándares de trabajo determinados, la actuación bajo un código ético y deontológico y la superación de diversas pruebas como haber vivido uno o varios procesos como coachee, pruebas de evaluación, sesiones observadas, supervisión y horas mínimas de coaching, entre otros.


El organismo regulador de la profesión más importante en el mundo en la actualidad es la  International Coach Federation (ICF) que agrupa a más de 23.000 coaches en 123 países, de los cuáles encontramos 700 en España (cifras Enero 2015). Este organismo vela por la correcta acreditación y renovación de credenciales de los coaches, el cumplimiento del código ético específico, la calidad de la formación continua y la investigación.


Podemos encontrar varios niveles de certificación:   
- ACC cuenta entre 100 y 750 horas de experiencia como coach
- PCC cuenta entre 750 y 2.500 horas
- MCC cuenta con más de 2.500 horas

Seleccionar una u otra modalidad implicará, como norma general, diferencias en la valoración económica del proceso.

Como condición imprescindible para cambiar de nivel y/o renovar credenciales, existe una formación homologada específica (programas ACTP, ACSTH y CCE) y los coaches deben justificar horas de realización de sesiones. No cumplir estos requisitos de carácter periódico implica la pérdida de la acreditación.

Otros organismos de certificación y regulación de la profesión son AECOP (Asociación Española de Coaching Ejecutivo-Organizativo y Mentoring) y ASESCO (Asociación Española de Coaching). Ambas entidades agrupan a profesionales del coaching para garantizar buenas prácticas, investigar y compartir conocimiento, informar sobre la profesión y garantizar programas de formación y certificación según los estándares de calidad necesarios.


¿QUÉ OTROS FACTORES DEBO TENER EN CUENTA?

Conviene recordar algunos otros detalles con respecto al inicio de un proceso de coaching:

- Independientemente del perfil profesional del coach, debe existir SINTONÍA entre coach y coachee. Garantizar un clima de confianza es imprescindible para el trabajo del coaching.

- El coaching no es la receta que todo lo cura, tiene mucha utilidad en determinadas situaciones pero, a veces, la clave puede estar en el la Psicología, el Mentoring, la Terapia, la formación o la Consultoría.

- Todo proceso se inicia con la firma de un acuerdo que sienta las bases del trabajo y que podrá ser resuelto por cualquiera de las partes en el caso de incumplimiento de algunos de los puntos que contiene.

- El compromiso del coachee con respecto a sus objetivos es la base del trabajo por lo que es imprescindible y su falta puede ser causa de finalización del proceso por parte del coach.

- El coaching es un proceso no directivo por lo que es importante la experiencia como coach pero quizá no sea tan determinante la experiencia en otros campos (aunque sí es un plus interesante) porque no podrá dar consejos sobre determinados aspectos. Sí es imprescindible en un proceso de Mentoring.



¡QUIERO SABER MÁS!

Y eso del coaching... ¿qué es?
30 posts para tu desarrollo personal
Qué es coaching 
Código deontológico ICF 
Competencias clave del coach 





0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...